Notas sobre los aportes teóricos para una dimensión integradora en la teoría general del Derecho

  • Pablo Rafael Banchio

Resumen

El cambio de Era de la Historia exige al Derecho respuestas dinámicas para situaciones antes ni siquiera imaginables. La norma, anclada a un pasado silogístico de subsunción y siempre posterior a la realidad del cambio, mantiene a nuestra disciplina a la retaguardia perdiendo el protagonismo cultural que el Derecho ha mantenido desde los orígenes de la civilización occidental, cuya culminación es la actual Posmodernidad, especialmente en atención a la justicia, valor propio del mundo jurídico.   Si bien el espacio ya fue relativamente incorporado por una de las ramas de la Teoría General, el tiempo, hasta ahora, solo como transcurso lineal del pasado y no dinámico de cambio presente ni predictivo de futuro. El common law más cercano a la realidad que a la abstracción de la captación normativa propone modelos para ello, pero nuestro Sistema Romano requiere su integración fáctica dentro de la Teoría General del Derecho.   Para producir la misma proponemos la conceptualización de la categoría tiempo-espacio como una dimensión integradora de las que posee el tridimensionalismo de la Teoría Trialista del Mundo Jurídico para la que el Derecho “es” la realidad social, la captación racional de ésta a través de las normas y la justicia, como su elemento principal y distintivo del resto de las disciplinas.   La posibilidad de compatibilizar esa ontología del Derecho a través del tiempo, cuando cambian repartos, normas y criterios de justicia -que deberían ser objetivos- manteniendo su estructura ontológica y conservando el protagonismo predictivo de anticipación, pese la disrupción de los cambios, es lo que esbozamos en estas notas a través del desarrollo del concepto de tiempo-espacio, la estructura sincrónica y diacrónica y la figura del tetraedro, que como simplex tridimensional de cuatro caras las ejemplifica a todas.   Para ello tomamos de las ciencias llamadas “duras”, física y geometría, el concepto del tiempo cuántico y la figura de un sólido platónico, el tetraedro, armonizándolo con el trialismo. El marco teórico adoptado integra la realidad, la norma y la justicia del Mundo Jurídico hasta la actualidad, con la estrategia jurídica prospectiva de los desarrollos trialistas, que el tiempo “lineal” nos permite incorporar el tiempo “futuro” a una Teoría General común y abarcativa, tomando los indicadores del presente, con proyecciones futuras para esa justicia objetiva de llegada para un mundo mejor, como una aplicación a la realidad desde el Derecho.

Biografía del autor/a

Pablo Rafael Banchio
Doctorando Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES. Docente en la Universidad de Buenos Aires, Universidad de Belgrano y Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales.
Publicado
2018-12-19